Reconocer tus fortalezas y debilidades es el primer paso para aprender

01.06.2020

Han escuchado el término "bullying intelectual"? La primera vez que lo escuché fue una adolescente la que lo dijo, refiriéndose al miedo de muchos estudiantes por participar en clase. "Hablo y se ríen de mi, comento y hacen caras o sonidos que invalidan lo que estoy diciendo, por eso prefiero no hablar". 
Y seguro esto no solo pasa en colegios sino también en universidades y en el trabajo con adultos. Para mí, esta descalificación intelectual viene de la falsa de creencia de pensar que las debilidades cognitivas son signo de vulnerabilidad, pero la realidad es que TODOS tenemos debilidades y por supuesto también fortalezas.
Reconocer tus debilidades es el primer paso para el aprendizaje porque cuando aceptas que te cuestan las matemáticas, por ejemplo, te movilizas a encontrar estrategias que te ayuden a ser funcional en tu vida cotidiana y seguro aprenderás mucho más.
No hay nada de que avergonzarse y menos si necesitas pedir ayuda en algo en lo que no eres tan bueno. Tenemos que normalizar las debilidades. 
Te pregunto, sabes cuales son tus fortalezas y debilidades cognitivas?