Atención plena para dispersos

30.03.2020

Ayer estaba hablando con una amiga y sin ella saberlo me dio la idea de escribir sobre este tema porque me dijo: cómo haces para meditar cuéntame... Yo soy muy dispersa, lo he intentando y no puedo. 

🔅Entonces si tú te consideras "disperso", "desatento" o que "no se puede quedar quieto", esto es para ti. Unos pequeños consejos sobre atención plena que te ayudarán como base para cultivar el hábito de meditar, a pesar de tu desatención.


1️⃣ Es normal que nuestra mente y nuestro cuerpo le sea incómodo quedarse quieto. Los primeros días va a sentir que te pica todo, que escuchas todo, que piensas mil cosas, pero es NORMAL. Eso quiere decir que estás vivo y tu cerebro está ahí funcionando como siempre, a mil.


2️⃣Busca un espacio tranquilo, aléjate de distractores y cuéntale a las personas que viven contigo que vas a meditar para que no te distraigan. Deja el celular, los ruidos y cualquier otra cosa que te interrumpa.


3️⃣Encuentra una posición cómoda. Acostado te puedes quedar dormido por eso mejor siéntate en el piso y por lo pronto mantén los ojos abiertos.


4️⃣ Arranca con períodos de atención plena muy cortos. Por ejemplo, durante 1 minuto, con los ojos abiertos mira un punto fijo y mientras tanto evita moverte aunque quieras. Si 1 minuto es mucho entonces intenta 30 segundos y ve aumentando. Solo tu sabes que tanto puedes durar pero la idea es que vayas aumentando. Mientras miras ese punto fijo, que ojalá sea un objeto (un cuadro, una vela, una foto o también puede ser tu respiración), concéntrate en los detalles. Los colores... Las formas... Las sombras.


5️⃣ Si durante el ejercicio de fuiste... Pensaste en otra cosas, en deudas, preocupaciones, incertidumbre o en el desayuno, no pasa nada. Vuelve y arranca tu minuto de atención plena. Que como su nombre lo dice, es 1 minuto de tu ser conectado con algo< aquí y ahora>


6️⃣ Ahora, quedarse quieto no es la única forma meditar. También puedes hacerlo activamente.